LOS BENEFICIOS DEL YOGUR

El yogur se obtiene de la fermentación de la leche con bacterias vivas que ayudan a repoblar nuestra flora intestinal y a mantenerla saludable. 

El yogur se obtiene de la fermentación de la leche con bacterias vivas (Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus) que ayudan a repoblar nuestra flora intestinal y a mantenerla saludable. Estas bacterias son imprescindibles para el buen funcionamiento del sistema inmune, realización de buenas digestiones y correcta absorción de nutrientes entre otras funciones.

Es por ello, que la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) recomienda el consumo de 2-3 raciones de lácteos al día en niños y adultos, 3-4 raciones al día en adolescentes y en mujeres embarazadas, lactantes y durante la menopausia (1 ración de lácteos = 2 yogures).

Además, el yogur es una fuente de calcio, que contribuye al mantenimiento normal de los huesos y los dientes.

Variedades

  • Yogur: aquellos lácteos que en su envase contienen la palabra "yogur" presentan en su interior bacterias vivas, concretamente 10.000.000 colonias por gramo o mililitro. Estas bacterias presentes en su interior son los llamados anteriormente: Streptococcus thermophilus y Lactobacillus bulgaricus. Producen ácido láctico, proporcionando su sabor ácido-amargo.
  • Bifidus: se trata de leche fermentada con Bifidobacterium que contribuyen en la mejora de la digestión y el mantenimiento del sistema inmune.

Elección y conservación

La vitamina D contribuye a la absorción y la utilización normal del calcio y fósforo, minerales muy importantes para la salud de los huesos y los dientes. En los productos lácteos es importante que sean enteros, ya que la vitamina D es liposoluble y se almacena en la grasa. De este modo el organismo puede absorber y utilizar correctamente el calcio. En cambio, en el proceso de desnatado, esta vitamina se pierde y, por tanto, la absorción de calcio se ve disminuida.

El yogur se debe reservar a temperatura de entre 1 y 8ºC.

 

  • De acuerdo con el reglamento de la UE 1169/2011, para conocer la composición y los posibles alérgenos de nuestros productos, por favor, puedes hacernos llegar un correo electrónico a infoproducte@ametllerorigen.cat especificando el producto de tu interés. Contestaremos tu correo en un máximo de 15 minutos, de lunes a viernes de 9:00h a 13:00h y de 14:00h a 18:00h.